Cabecera Avalon Project

FUNDACIÓN ÁVALON - Nº Inscrip. Reg. Ministerio de Cultura: 585

Apoya nuestro trabajo con una                Recibe nuestra Newsletter 

 

DESCUBRE EL PROYECTO ÁVALON

  Editorial

 

 

 

 

MANSUR ESCUDERO HA MUERTO

Un gran amigo del Proyecto Avalon, el presidente de la Junta Islámica de España, Mansur Escudero, falleció el pasado día 3 de octubre en su casa de Almodovar del Río, Córdoba. Con él perdemos a un importante líder musulmán que siempre apoyó la causa de la paz y la no-violencia.

2010/10/05 

Mansur Escudero, un gran líder musulmán que siempre apoyó la causa de la paz y la no-violencia

Mansur Escudero, un gran líder musulman que siempre apoyó la casua de la paz y la no-violencia

 

Un mazazo nos sacudió a todos los que formamos el Proyecto Avalon ayer, cuando nos enteramos de la noticia del fallecimiento de nuestro amigo, el Dr. Mansur Escudero. Claro está que nadie esperaba una noticia así, cuando no había ninguna señal que nos indicara que Mansur podía estar tan cerca del fin de sus días, pero el mazazo era debido también al alto nivel humano de la persona que habíamos perdido.

 

No  vamos a hablar aquí de todo cuanto hizo y logró en sus días este gran hombre de Dios... hombre de Allâh, más bien, por mucho que les pese a muchos... De sus hechos y su liderazgo moral y ético en la comunidad musulmana mundial ya se habla en otros muchos lugares de Internet. Lo que queremos aquí es recordar al amigo y al ser humano enorme con el que tuvimos ocasión de compartir momentos alegres, y también momentos tristes y desagradables.

 

A todos nos sorprendió gratamente Mansur durante las I Jornadas de Tradiciones Espirituales del Mundo que organizamos en Sevilla en noviembre de 2006. Sus palabras de paz, de defensa de los derechos de la mujer, de defensa del medio ambiente, se nos antojaron una bendición en un mundo donde lo musulmán estaba, y sigue estando, mal visto. Mansur se mostraba como el estandarte más luminoso del Islam, arriesgando con ello, suponemos, incluso su vida. Al término de aquellas jornadas, nos sorprendimos gratamente con la estrecha amistad que había entablado con el representante del judaísmo, el rabino Ruben Sternschein, de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Comentaban la posibilidad de escribir un libro juntos; todo un regalo de paz y concordia en las Jornadas que habíamos organizado.

 

Pero donde más nos sorprendió Mansur fue durante la crisis con el Obispado de Córdoba, con motivo de su petición al Papa para que musulmanes y cristianos pudieran rezar juntos en la antigua y hermosa mezquita-catedral de Córdoba. Los durísimos ataques a los que se vio sometido por parte de los medios de comunicación y de los sectores más reaccionarios de la Iglesia Católica y de la derecha más intolerante no consiguieron sacar de él, al menos nosotros nunca lo vimos, ningún comentario agrio ni ácido, ninguna palabra de despecho, ningún desprecio ante sus oponentes. Siempre le vimos sereno, firme en la defensa de sus ideas y convicciones, pero sereno y respetuoso con quienes no pensaban como él.

 

Recuerdo, incluso, que en mitad de aquella crisis, en la que nos implicamos el Proyecto Avalon con la intención de mediar y de ejercer el Tercer Lado de William Ury, cuando la tensión más insoportable se nos hacía ante los duros ataques de los intolerantes, Mansur nos tranquilizaba con su verbo suave y comprensivo, invitándonos a que abandonáramos nuestro empeño pacificador si esto suponía la destrucción de nuestra organización, cosa que a punto estuvo de suceder. Finalmente, nos mantuvimos firmes, el  Proyecto Avalon no se derrumbó y Mansur siempre nos mostró su más profundo, y sereno, agradecimiento. Por nuestra parte, nosotros siempre le estaremos agradecidos por el ejemplo que nos dio, por ese saber estar, tranquilo, imperturbable, comprensivo, pero firme al mismo tiempo, ante el vendaval de violencia verbal que se desató sobre él.

 

Con Mansur se nos ha ido un importante baluarte de la paz, un inspirador del verdadero Islam dentro de las filas del mundo musulmán, tan necesitado de líderes como él frente a los fanáticos y radicales que interpretan a su gusto, violento y destructivo, las amables palabras del Profeta. Estamos convencidos de que, desde las cercanías de su amado Allâh, Mansur seguirá trabajando en lo invisible para que el Islam sea la bendición que, como todas las grandes religiones de la humanidad, pretendía ser en su origen.

 

Descanse en paz.

 

Grian - Director del Proyecto Avalon

 

SÍGUENOS

en Twitter, Facebook y YouTube

 

twitter facebook youtube