Cabecera Avalon Project

FUNDACIÓN ÁVALON - Nº Inscrip. Reg. Ministerio de Cultura: 585

Apoya nuestro trabajo con una                Recibe nuestra Newsletter 

 

DESCUBRE EL PROYECTO ÁVALON

  Editorial

 

 

 

 

ASSANGE PEOR QUE BIN LADEN

por Ramón Lobo

En esta ocasión, queremos colgar como editorial un artículo del periodista Ramón Lobo, que, en relación con el tema de WikiLeaks y su director, Julian Assange, describe con patente claridad la podredumbre ética de aquellos que gobiernan el mundo y de otros cargos políticos y judiciales más cercanos. Si la sociedad civil no nos movilizamos y nos hacemos eco de estas flagrantes injusticias, nadie podrá impedir que nos arrebaten paulatinamente todos nuestros derechos. Os rogamos la máxima difusión.

2010/12/02

Julian Assange, fundador y director de WikiLeaks

Julian Assange, fundador y director de WikiLeaks

 

En España no dimite nadie; en Estados Unidos, tampoco. Los fiscales sumisos siguen impertérritos en sus puestos vigilando la aplicación de la ley que incumplen para mayor confianza de los contribuyentes, que pagan sus sueldos, y los políticos, sean ex ministros del PSOE o no, silban, callan. La oposición pepera no se opone, enmudece de memoria de sí misma; y también por precaución, por si hubiera cables que la retraten un poco más.   

En EEUU no se persiguen los delitos destapados en anteriores revelaciones de Wikileaks, Afganistán e Irak: crímenes de guerra, cuando menos. Se prefiere la caza del mensajero, el escarnio público del disidente. La orden es clara: busca, linchamiento mediático y captura de Julian Assange y cerco tecnológico al fuerte-Wikileaks, ya desconectado Amazon. Huele a La cortina de humo

Así es la democracia, un sistema con poco sentido del humor. 

Capturar a Assange, como si fuera un Osama bin Laden sustituto. El nuevo enemigo público Número Uno. ¿Y después, qué? El caso no es sencillo. EEUU podría desempolvar una ley de la Gran Guerra, The Espionage Act, y actuar contra el fundador de Wikileaks. Muchos expertos consideran que la norma está superada por las sentencias posteriores del Tribunal Supremo de EEUU en las que amplía la interpretación de la Primera Enmienda. El Gobierno de Barack Obama tendría que demostrar que Assange ha conspirado junto a una potencia extranjera con ánimo de beneficiarla. 

El fiscal general de EEUU, Eric Holder, dijo el lunes que la nacionalidad de Assage (australiano) no era un obstáculo para su procesamento. Justo lo contrario que los tres militares norteamericanos procesados en el caso Couso, a ellos les protegen la nacionalidad y unos fiscales timoratos.

 

 

 

Julian Assange, el nuevo enemigo público número 1 de los amos del mundo 

 

Julian Assange, el nuevo enemigo público número 1 de los amos del mundo

 

 

 

Por si falla una vía, desde agosto está abierta otra: la justicia sueca persigue a Assange por un caso de presunta violación, abusos sexuales y coacción. Assange tildó el asunto de circo judicial. El Supremo sueco acaba de rechazar su recurso. La vía penal sigue adelante. ¿Se puede uno fiar de la pacífica e inocente  Suecia? Lecturas adecuadas: Stieg Larsson y Henning Mankell. 

La BBC publica hoy un texto bajo una pregunta: ¿Cuántas vidas ha costado Wikileaks? No da respuestas, solo recoge lo que dicen sin pruebas los dirigentes de EEUU. No es el caso de la guerra de Irak, que ha costado 4.747 vidas de soldados extranjeros y entre 99.004 y 108.076 vidas de civiles; ni de la guerra de Afganistán: 8.813 civiles (otras fuentes elevan a 29.000) y 2.241 soldados extranjeros. Son hechos, la realidad, pero no tienen derecho a declaraciones de indignación. 

Hace unos días mencionaba en Aguas Internacionales [el blog de Ramón Lobo] a Karl Rove, el cerebro detrás de la presidencia de George W. Bush. Rove decía que si se considera a Wikileaks un medio de comunicación y no el filtrador no habría caso. Estaría protegido por una sentencia del Supremo de 1971 (Papeles del Pentágono). 

Wikileaks es un producto que nace de la revolución tecnológica que estamos viviendo. No es quien roba los documentos, tampoco el medio que los publica. Solo una fuente, un intermediario, un transmisor. Pero ¿qué es un medio de comunicación? Hace 10 años la respuesta era clara; ahora, no tanto. Es un asunto para crear jurisprudencia, un asunto peligroso para Obama, que podría salir trastabillada. 

Surgen congresistas menos legalistas que desean soluciones rápidas, como el representante por Nueva Jersey Pete King, que quiere que se incluya a Wikileaks en la lista de grupos terroristas, una lista abierta en la que se entra y se sale dependiendo del momento político y de los intereses en juego. El momento lo dicta la célebre frase de Franklin Delano Roosevelt sobre Anastasio Somoza. "Sí, es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta". 

El ex candidato presidencial Mike Huckabee pide la ejecución del soldado Bradley Manning y a Bill O'Reilly, el presentador ultra de Fox News, no le importaría que Assange le acompañara en el patíbulo. Una tercera vía es su asesinato. Una vieja costumbre de la CIA.  

Julian Assange ha dejado un documento preparado, su seguro de vida o de posvida por si sufriera un accidente de esos inexplicables. Se llama INSURANCE.AES256. Se puede bajar, pero falta la clave. Wikileaks sabrá cuándo deberá difundirla. 

 

Ramón Lobo- Periodista de guerra del diario El País, y autor de El héroe inexistente e Isla África. Este artículo procede de su blog Aguas Internacionales.

 

  

 

SÍGUENOS

en Twitter, Facebook y YouTube

twitter facebook youtube