Cabecera Avalon Project

FUNDACIÓN ÁVALON - Nº Inscrip. Reg. Ministerio de Cultura: 585

Apoya nuestro trabajo con una                Recibe nuestra Newsletter 

 

20-22/06/2011  

Acción del Proyecto Avalon para que se investigue el estado de 4 osos pardos del parque Fauna Ibérica de Valencia 

Clica aquí para ver nuestras Noticias

Clica aquí para ver nuestra Newsletter

Clica aquí si quieres contactar con nosotros

 

 

 

Archivos

 

Clica aquí para ver el archivo de noticias entre 2003 y 2009

Clica aquí para ver el archivo de noticias desde 2010 

 

Uno de los osos pardos del paque de naturaleza Fauna Ibérica, en El Rebollar, Valencia

Uno de los osos pardos del parque de naturaleza Fauna Ibérica, en El Rebollar, Valencia   

 

Una sospecha, vertida en las redes sociales de Internet, puso en marcha el dispositivo del Proyecto Avalon para exigir una investigación oficial del caso

 

EL REBOLLAR (Valencia). Junio, 20 al 22 / 2011

Una alerta en Facebook, entrada la noche del día 20 de junio, puso en marcha a los miembros del Proyecto Avalon en una acción urgente. Según la alerta, 4 osos pardos del parque Fauna Ibérica, cerrado al público desde hace algo más de un año, estarían en una situación crítica de falta de alimentos y agua, encerrados en sus oseras y abandonados a su suerte bajo los primeros calores estivales.

Ante la dramática situación expresada en las redes sociales, los miembros del Proyecto Avalon se presentaron a primeras horas de la mañana siguiente en las instalaciones de Fauna Ibérica con la intención de verificar la situación y el estado de los osos, pero las vallas que rodean el recinto y las prohibiciones expresas de entrada en la propiedad privada nos hicieron desistir de un examen cercano de las oseras, no obstante la confirmación de la existencia de animales en su interior, que golpeaban y rascaban la puerta metálica.

Avisados los medios de comunicación locales, y con la aparición en el periódico Levante (21/06/2011) del supuesto abandono, los voluntarios de Avalon permanecieron durante toda la mañana a las puertas del complejo a la espera de la llegada de algún equipo de investigación del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) o de la Consellería de Medi Ambient de la Generalitat Valenciana.

Llegadas las 13 horas, el parque Fauna Ibérica continuaba cerrado, y ningún equipo de investigación oficial se había personado en el lugar, por lo que Proyecto Avalon, como medida de presión para exigir una investigación urgente, optó por amplificar la noticia anunciando, en el informativo comarcal de Radio Requena, que los voluntarios de Avalon se iban a instalar a las puertas del parque durante todo el tiempo que fuera necesario hasta que se realizaran las pertinentes investigaciones oficiales.

Entre tanto, la Fundación Yelcho había presentado una denuncia, y diversos colectivos contra el maltrato animal habían iniciado investigaciones, coordinándose toda la información a través de los miembros del Proyecto Avalon presentes ante el parque Fauna Ibérica.

Finalmente, entrada la tarde, dos guardas de la Consellería de Medi Ambient acudieron a la llamada y se introdujeron en las instalaciones, para constatar que en las oseras había, efectivamente, uno o más animales encerrados. No mucho después, dos de los propietarios del parque se presentaron en las puertas, alarmados por la movilización de activistas de Proyecto Avalon y Fundación Yelcho, de particulares que se habían sumado a la convocatoria y de un concejal de IU del Ayuntamiento de Requena.

Los dueños de estos cuatro ejemplares de una especie protegida estuvieron explicando la situación y el estado en el que se encontraban los animales, e invitaron incluso a entrar en las instalaciones al concejal de Requena, Fernando Navarro, para que pudiera constatar que los osos se encontraban en buen estado físico.

De lo realizado y averiguado durante este día, el Proyecto Avalon ofreció cumplida información en su página de Facebook a través de una nota (ver nota SOBRE LOS OSOS PARDOS DEL PARQUE FAUNA IBÉRICA).

 

 

Miembros del Proyecto Avalon y de otros colectivos políticos y medioambientalistas escuchando las explicaciones de los propietarios del parque Fauna Ibérica

Miembros del Proyecto Avalon y de otros colectivos políticos, periodísticos y medioambientalistas escuchando las explicaciones de los propietarios del parque Fauna Ibérica

 

A la vista de que la situación no era tan alarmante como en un principio había trascendido en las redes sociales, y ante la constatación de que los expertos de la Consellería de Medi Ambient y del SEPRONA se personarían al día siguiente para hacer la pertinente investigación, Proyecto Avalon decidió suspender la convocatoria de instalación en las puertas del parque, comprometiéndose a obtener más información sobre el asunto y a llevar un estrecho seguimiento del caso al día siguiente y en días sucesivos. (Así apareció la noticia al día siguiente en el periódico Levante, 22/06/2011.)

Al día siguiente, miércoles 22 de junio, dos miembros del staff de Proyecto Avalon se personaron nuevamente ante las puertas del parque Fauna Ibérica con la intención de informarse sobre las verificaciones del veterinario enviado por la Consellería de Medi Ambient y del personal del SEPRONA. El informe del Proyecto Avalon sobre estas averiguaciones se publicó en nuestra página de Facebook, en la nota SOBRE LOS OSOS DEL PARQUE FAUNA IBÉRICA - Actualización 22 de junio de 2011.)

Según el informe, los osos se hallan en buen estado físico, y las oseras reúnen las condiciones adecuadas de temperatura para que los animales no sufran en exceso los calores del verano. En Proyecto Avalon pensamos, no obstante, que los osos llevan entre 3 y 4 meses sin recibir una atención adecuada. Los dueños de los animales afirman que vienen a diario a ocuparse de ellos, pero nosotros tenemos serias dudas al respecto. En cualquier caso, y según nuestras indagaciones, tampoco se puede decir que los osos hayan estado abandonados, y mucho menos en una situación de verdadero riesgo de muerte.

Otro asunto es el relativo a los certificados CITES de tres de los osos, certificados que deberían haberse expedido hace años y sin los cuales los animales no podrían ser trasladados al zoológico de Córdoba, que es donde se espera poder ubicarlos en breve. A este respecto, parece ser que se ha abierto una investigación en la Consellería de Agricultura para determinar las responsabilidades en tan larga demora en la expidición de estos documentos, imprescindibles en todo ejemplar de una especie en peligro de extinción.

La situación, después de tres días desde que se disparó la alarma en las redes sociales es la que se manifiesta en el periódico Levante (23/06/2011), la misma que reflejamos desde Proyecto Avalon en la noche del día 22.

 

Fotografía de dos de los osos de Fauna Ibérica durante la inspección veterinaria de Medi Ambient y del Seprona

Fotografía de dos de los osos de Fauna Ibérica durante la inspección veterinaria de Medi Ambient y del Seprona (Foto de Pepe Ferrer).

 

De todas formas, y ante posibles novedades o incidencias entre este momento y el momento en que los osos sean trasladados al zoológico de Córdoba, el Proyecto Avalon mantendrá un estrecho seguimiento del caso a fin de que los cuidados que están recibiendo los osos actualmente no se relajen y de que la administración extienda a la mayor brevedad los certificados CITES pertinentes que tanto se han demorado.

Si hubiera más actualizaciones de esta noticia, incluiremos los nuevos informes a continuación:

ACTUALIZACIÓN DEL 19 DE JULIO DE 2011

La falta de datos fiables nos ha llevado a no poder ofrecer más información, hasta el día de hoy, de la situación actual de los cuatro osos pardos que se encuentran aún en el Parque de Fauna Ibérica, en El Rebollar, Valencia. El hecho de no tener información fiable no significa que Proyecto Avalon haya abandonado el seguimiento de este caso. Todo lo contrario. Hemos estado visitando el lugar con regularidad (cada 2 o 3 días de promedio), intentando detectar algún atisbo que nos indicara que los osos estaban siendo atendidos adecuadamente.

En ninguna de nuestras visitas (de corta duración por otra parte) hemos visto a nadie en el parque, si bien hemos encontrado otras pruebas indirectas de que los osos no estaban abandonados a su suerte, tanto en los contenidos de los depósitos de basura (en los que aparecían regularmente cajas vacías de frutas y verduras, y sacos de pienso), como en la presencia en las últimas semanas de un grupo de caballos sueltos dentro del recinto, así como cambios de ubicación de un día para otro de un tractor con remolque. Es decir, dentro del parque ha habido actividad y parece ser que los osos han recibido alimentación regularmente, aunque no podemos saber con qué frecuencia, ni tampoco en qué medida se limpian las oseras y cuánto tiempo diario o semanal de esparcimiento disfrutan los animales fuera de las oseras.

Como ya suponíamos desde un principio, los osos no fueron trasladados al zoológico de Córdoba en el plazo de "una o dos semanas", tal como afirmaban los dueños del parque. Desde un principio dimos más crédito a la opinión de la bióloga de Córdoba de que el traslado podría demorarse hasta un mes. Según las últimas informaciones recabadas, se espera que en los próximos días se pueda hacer definitivamente el traslado, hecho que de no ocurrir demoraría la estancia de los osos en Fauna Ibérica hasta las primeras semanas de septiembre debido al parón de agosto.

Por lo demás, nos ha llegado información de otras fuentes de que el veterinario de la Consellería de Agricultura hizo una visita sorpresa hace algo más de una semana, y que, al parecer, encontró en el parque a los dueños y pudo comprobar el estado de los animales. Todo parece estar en orden, por tanto, en cuanto a la salud de los osos. Por otra parte, todo apunta a que los osos parecen estar siendo atendidos bastante mejor de lo que estaban antes de la movilización del día 21 de junio del Proyecto Avalon, la Fundación Yelcho y demás movimientos animalistas.

Ahora nos queda esperar a que en los próximos días los osos sean trasladados a Córdoba. En caso de que esto no ocurra antes de final de julio, mantendremos el seguimiento del caso hasta septiembre, hasta el momento en que los animales abandonen definitivamente el parque de El Rebollar.

 

ACTUALIZACIÓN DEL 24 DE AGOSTO DE 2011

Los cuatro osos del parque Fauna Ibérica continúan en las instalaciones de El Rebollar, Valencia, a la espera de su traslado al zoológico de Córdoba que, según hemos podido saber, está previsto para la primera quincena de septiembre. Al parecer, todo está ya dispuesto para el traslado, pero se ha optado por trasladarlos en septiembre dado el excesivo tráfico en las carreteras del mes de agosto.

Por otra parte, se ha realizado otra inspección por parte del veterinario de la Consellería y los osos parecen estar en perfecto estado.

En cuanto a la frecuencia con la que son atendidos no tenemos datos fiables. La única información totalmente fiable de que disponemos es que los responsables del parque están yenda a las instalaciones cada 3 días, si bien otras informaciones (menos fiables) dicen que están atendiendo a los osos a diario. Sí que podemos afirmar, no obstante, que están siendo alimentados regularmente, a la vista de los envases y cajas que aparecen regularmente en los contenedores de basuras cercanos al complejo.

De momento, no creemos que haya motivos para nuevas acciones, y pensamos que, dada la cercanía del traslado a Córdoba, los animales van a seguir más o menos bien atendidos hasta ese momento.

 

Los osos pardos de Fauna Ibérica en su actual emplazamiento en Córdoba, España.

Los osos pardos de Fauna Ibérica en su actual emplazamiento en Córdoba, España

 ACTUALIZACIÓN DEL 6 DE NOVIEMBRE DE 2011

En la primera semana del mes de octubre, los osos del Parque Fauna Ibérica de Valencia fueron trasladados finalmente al zoo de Córdoba, poniendo fin así a una situación que estaba exigiendo una solución desde hacía muchos meses y por la que Proyecto Avalon y otras organizaciones y colectivos se movilizaron durante el pasado verano.

Los cuatro osos -Nuca, la madre, y sus tres hijos, Rojiñón, Luna y Mariola- se encuentran ya felizmente en las instalaciones cordobesas (ver foto de arriba). Es evidente que no es el destino final que hubiéramos deseado para estos ejemplares de oso pardo del norte de España, pero todos los expertos coincidían en que su reinserción en su hábitat natural hubiera sido actualmente una tarea imposible de llevar a cabo con un final feliz.

Según hemos podido saber por la bióloga del zoo de Córdoba, los osos se encuentran en perfecto estado y parecen encontrarse mucho más cómodos en sus nuevas instalaciones.

Cerramos, así pues, el seguimiento de este caso, un caso complicado en el que nos hemos enfrentado a muchas dificultades con el fin de saber semana a semana si los osos estaban siendo alimentados y atendidos en el parque de origen (de hecho, teníamos que ir controlando los contenedores de basura casi a diario para corroborar si recibían alimentos).

Damos las gracias a todas las personas, organizaciones y entidades que han participado en el buen término de este caso, y pedimos disculpas por el retraso en la notificación del desenlace final, pero el exceso de trabajo no nos ha permitido informar antes.

Proyecto Avalon