Cabecera Avalon Project

FUNDACIÓN ÁVALON - Nº Inscrip. Reg. Ministerio de Cultura: 585

Apoya nuestro trabajo con una                Recibe nuestra Newsletter 

 

  Estatutos de la Fundación Ávalon

 

ESTATUTOS DE LA FUNDACIÓN ÁVALON

 

Plumas de aves

 


CAPITULO III
GOBIERNO DE LA FUNDACIÓN

ART. 11. EL PATRONATO

El gobierno, administración y representación de la FUNDACIÓN AVALON se atribuye por los Fundadores al Patronato de la Fundación, de acuerdo con el contenido de los presentes Estatutos, y de la legislación vigente.
Los Fundadores encomiendan el fiel cumplimiento de las disposiciones contenidas en estos Estatutos al Patronato de la Fundación, a excepción de lo legalmente previsto.



ART. 12 COMPOSICION DEL PATRONATO

El Patronato estará constituido por un mínimo de 3 miembros que elegirán entre ellos un Presidente. La Fundación habrá necesariamente de contar con un Secretario, quien podrá ser o no, miembro del Patronato. en cuyo caso tendrá voz pero no voto, y a quien corresponderá la certificación de los acuerdos del Patronato.

ART. 13 DURACION DEL MANDATO

El cargo de Patrono tendrá una duración de 3 años, pudiendo ser reelegido. La renovación del Patronato se proveerá mediante acuerdo de dicho órgano adoptado dentro del último mes del mandato vigente. La sustitución de Patronos se inscribirá en el Registro de Fundaciones.

ART. 14 .- ACEPTACIÓN DEL CARGO DE PATRONO

Los Patronos entrarán a ejercer sus funciones después de haber aceptado expresamente el cargo en documento público, en documento privado con firma legitimada por Notario o mediante comparecencia realizada al efecto en el Registro de Fundaciones.
Así mismo, la aceptación podrá llevarse a cabo ante el Patronato, acreditándose a través de certificación expedida por el Secretario, con firma legitimada notarialmente.
Las personas jurídicas que formen parte del Patronato deberán designar las personas físicas que las representen.
El cargo de Patrono que recaiga en persona física deberá ejercerse personalmente. No obstante, podrá actuar en su nombre y representándolo otro Patrono por él designado. Esta actuación será siempre para actos concretos y deberá ajustarse a las instrucciones que, en su caso, el representado formule por escrito.
Si quien fuere llamado a ejercer la función de Patrono lo hiciera por razón del cargo que ocupare, podrá actuar en su nombre la persona a quien corresponda su sustitución.

Producida una vacante, en el plazo máximo de 2 meses el Patronato procederá a la designación de la persona que en su sustitución ocupará la misma. Si la vacante lo fuera de un patrono por razón del cargo, la sustitución se efectuará por la persona que le sustituya en el mismo. En ambos casos, la duración del mandato será por el tiempo que reste hasta la siguiente renovación del Patronato.

ART.15 .- CARÁCTER GRATUITO DEL CARGO DE PATRONOS

Todos los cargos del Patronato son de confianza y absolutamente gratuitos, sin que puedan percibir retribución por el desempeño de sus funciones. No obstante, sus miembros tendrán derecho al abono de los gastos que se les ocasione en cumplimiento de las misiones que se les encomienden.
No obstante lo establecido en el párrafo anterior, El Patronato podrá fijar una retribución adecuada a aquellos Patronos que presten a la Fundación servicios distintos de los que implica el desempeño de las funciones que le corresponden como miembros del Patronato, previa autorización del Protectorado.

ART.16.- OBLIGACIONES Y RESPONSABILIDADES DE LOS PATRONOS

Entre otras, son obligaciones de los Patronos hacer que se cumplan los fines de la Fundación, siguiendo en la medida de lo posible las orientaciones recibidas del Consejo de la Fundación; concurrir a las reuniones a las que sean convocados; desempeñar el cargo con la debida diligencia; mantener un buen estado de conservación y producción de los bienes y derechos de la Fundación; y cumplir en sus actuaciones con lo determinado en las disposiciones legales vigentes y en los presentes Estatutos.
Así mismo, será obligación del Patronato someter a la consideración del Consejo de la Fundación el plan de actuación del año siguiente, recabando ideas y colaboración, al tiempo que se dará cuenta al Consejo de las diferentes actividades realizadas el año anterior.
Los Patronos responderán solidariamente frente a la Fundación de los daños y perjuicios que causen por actos contrarios a la Ley o a los Estatutos o por los realizados sin la diligencia con la que deben desempeñar el cargo. Quedarán exentos de responsabilidad quienes hayan votado en contra del acuerdo, y quienes prueben que, no habiendo intervenido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o, conociéndola, hicieron todo lo conveniente para evitar el daño o, al menos, se opusieron expresamente a aquel.
La acción de responsabilidad, se entablará ante la autoridad judicial y en nombre de la Fundación:
a) Por el propio órgano de gobierno de la Fundación, previo acuerdo motivado del mismo, en cuyo acuerdo no participará el Patrono afectado.
b) Por el Protectorado en los términos establecidos en la Ley.
c) Por los Patronos disidentes o ausentes, en los términos establecidos en la Ley, así como por el Fundador cuando no fuere patrono.   


ART.17.- ORGANIZACIÓN DEL PATRONATO.

El Patronato elegirá, de entre sus miembros, un Presidente, quién será nombrado por mayorías más el consentimiento de la minoría, de sus componentes. De idéntico modo se elegirá al Vicepresidente, al Secretario y al Tesorero del Patronato.

ART.18.- PRESIDENTE.

Al Presidente le corresponde la presentación de la Fundación ante toda clase de personas, autoridades y entidades públicas y privadas; convocará las reuniones del Patronato, por propia iniciativa o a petición de una tercera parte, como mínimo, de los miembros de dicho órgano de gobierno.

El Presidente del Patronato, en los casos de urgencia, asumirá todas las funciones del mismo bajo responsabilidad, con la obligación de dar cuanta de los hechos que determinaron tal actuación, en la primera sesión siguiente del Patronato, para su censura o ratificación.
El Presidente dispone de voto de calidad para dirimir los empates que pudieran producirse en las votaciones que se realicen en el Patronato.

ART. 19.- EL VICEPRESIDENTE

Corresponderá al Vicepresidente realizar las funciones del Presidente en los casos de vacancia, ausencia o enfermedad, pudiendo actuar también en representación de la Fundación en aquellos supuestos que así se determine por acuerdo del patronato.

ART. 20.- EL SECRETARIO

El Patronato nombrará un Secretario, cargo que podrá recaer en persona ajena a aquel, en cuyo caso tendrá voz pero no voto.
Son funciones del Secretario la custodia de toda la documentación perteneciente a la Fundación, levantar las actas correspondientes a las reuniones del Patronato, expedir las certificaciones e informes que sean necesarios y todas aquéllas que expresamente se deleguen. En los casos de enfermedad, ausencia o vacancia del puesto, hará las funciones de Secretario el patrono de menor edad.

ART.21.- EL TESORERO.

El Tesorero tendrá como función la custodia y el control de los recursos de la Fundación, como también la elaboración del presupuesto, el balance y la liquidación de cuentas, a fin de someterlos al Patronato. Asimismo llevará un libro de caja, y firmará los recibos, y demás documentos de tesorería. Es responsabilidad suya pagar las facturas aprobadas por el Patronato.


ART. 22.- ATRIBUCIONES DEL PATRONATO

El Patronato es el titular de todos los poderes y facultades necesarios para el cumplimiento de los fines de la Fundación.
Con carácter enunciativo y no limitativo, serán atribuciones y facultades del Patronato:

1. Ostentar y ejercitar la representación de la Fundación en toda clase de relaciones, actos y contratos, ante el Estado, Provincia y Municipio, Autoridades, centros y dependencias de la Administración del Estado, de las Administraciones de las Comunidades Autónomas, Juzgados, Tribunales, Corporaciones, Organismos, Sociedades, personas jurídicas o particulares de toda clase, ejercitando todos los derechos, acciones y excepciones y siguiendo por todos sus trámites, instancias, incidencias y recursos, cuantos procedimientos, expedientes, reclamaciones y juicios competan o interesen a la Fundación, otorgando a tal efecto los poderes que estime necesarios, a la persona o personas que considere procedente.

2. Aceptar las adquisiciones de bienes o derechos para la Fundación y efectuar toda clase de actos y contratos de adquisición, posesión, administración, enajenación y gravamen sobre bienes muebles e inmuebles, incluso los relativos a constitución, modificación y cancelación total o parcial de hipotecas, redención y liberación de derechos reales y demás actos de riguroso dominio. Estos actos se encuentran condicionados a lo dispuesto en la legislación vigente.

3. Cobrar y percibir las rentas, frutos, dividendos, intereses, utilidades y cualesquiera otros productos y beneficios de los bienes del patrimonio de la Fundación.

4. Organizar y dirigir el funcionamiento interno y externo de la Fundación; Establecer los Reglamentos de todo orden que considere oportunos; Nombrar y separar libremente al personal directivo, facultativo, técnico, administrativo, auxiliar y de cualquier otra índole y señalar sus sueldos, honorarios y gratificaciones sin otras formalidades que las qué discrecionalmente señale para cada caso.

5. Efectuar todos los pagos necesarios, gastos necesarios para administrar, gestionar y proteger el patrimonio con el que cuenta en cada momento la Fundación, liquidar, abrir y saldar cuentas, constituir y retirar depósitos, abrir cuentas de crédito y corrientes, imponer y retirar cantidades, cuentas en participación y cualesquiera otros.

6. Delegar parte de sus facultades en uno o más de sus miembros y otorgar los poderes que estimé oportunos, siempre dentro de los límites establecidos por la legislación vigente.

7. Construir y contratar la construcción de edificios, así como toda clase de obras que considere convenientes para el cumplimiento de los fines de la Fundación, decidiendo por sí sobre la forma adecuada y sobre los suministros de toda clase pudiendo, con absoluta libertad, utilizar cualquier procedimiento para ello, tanto el de la adquisición directa como el de la subasta o concurso, sin necesidad de autorización alguna.

8. Ejercitar directamente o a través del representante o representantes que designe los derechos de carácter político y económico que correspondan a la Fundación, como titular de acciones y demás valores mobiliarios de su pertenencia y, en tal sentido, concurrir, deliberar y votar, como a bien convenga, en las Juntas Generales, Asambleas, Sindicatos, Asociaciones y demás organismos de las Compañías o Entidades emisoras, ejercitando todas las facultades jurídicas atribuidas al referido titular, concertando, otorgando y suscribiendo los actos, contratos, convenios, proposiciones y documentos que juzgue convenientes.

9. Modificar las inversiones de la dotación fundacional o el que lo haya sustituido o el que con tal carácter se entregue a la Fundación para adaptarlo a las coyunturas económicas en cada caso, de conformidad con estos Estatutos.

10. Supervisar, directamente o por medio de persona o personas en quien delegue, la acertada aplicación de las inversiones que hubiere acordado y dirigir, regular e inspeccionar todos los servicios que se creen de acuerdo con los fines fundacionales, así como su funcionamiento y administración.

11. Aprobar el presupuesto, balance, cuenta de resultados, pérdidas y ganancias y memoria anual de cada ejercicio y confeccionar los presupuestos del ejercicio siguiente.

12. Interpretar el articulado de estos Estatutos.

13. Modificar estos Estatutos para lo que precisará de un acuerdo por consenso sus miembros.

14. Contratar a los empleados que pueda necesitar la Fundación.

15. Abrir cuentas corrientes y libretas de ahorro en cualquier establecimiento de crédito de ahorro, o contratar cualesquiera de los servicios ofertados por esas entidades, siempre orientados a la mejor gestión de los recursos de la Fundación y a su funcionamiento económico. Para poder disponer de fondos, será suficientes dos firmas, de cualesquiera de los miembros del Patronato, salvo que se otorguen poderes a otras personas.

16. Aceptar herencias, legados o dotaciones, o recabar la autorización del Protectorado, o en su defecto la judicial, cuando se determine que no procede tal aceptación.

17. Aprobar y autorizar la venta, enajenación o gravamen de los bienes y derechos de la Fundación, y garantizar que éstas se realicen de acuerdo con lo que la Ley prevé en el caso de Fundaciones

18. Proponer, aprobar o rechazar el ingreso en el Patronato de nuevos miembros.  

ART.23.- FORMA DE DELIBERAR Y TOMAR DECISIONES

El Patronato, convocado previamente por el Presidente o por la persona que le sustituya, se reunirá con la periodicidad que sus miembros decidan y necesariamente dos veces al año para cumplir con las obligaciones legalmente establecidas.
A las reuniones del Patronato, sean ordinarias o extraordinarias, deberán asistir siempre todos sus miembros, salvo causa justificada, quedando válidamente constituida, previa convocatoria, cuando asistan a ella al menos la mitad más uno de sus miembros. Los acuerdos se tomarán por consenso, o de no llegar a él por acuerdo de la mayoría de sus miembros
Sin embargo, las decisiones que comporten la enajenación del patrimonio inmobiliario de la Fundación deberá tomarse necesariamente por consenso, mientras que para la adquisición de nuevo patrimonio inmobiliario, deberá contarse con el voto a favor de la mayoría de sus miembros y el consentimiento de los restantes.

De las reuniones del Patronato se levantará por el secretario la correspondiente Acta, que deberá ser suscrita y aprobada por todos los miembros presentes en las mismas. Esta se transcribirá al correspondiente libro y será firmada por el secretario con el visto bueno del Presidente.

ART.24.- DELEGACIÓN Y APODERAMIENTO

El Patronato podrá delegar facultades en uno o más de sus miembros. No son delegables la aprobación de cuentas y del plan de actuación, la modificación de los estatutos, la fusión y la liquidación de la fundación, así como aquellos actos que requieran la autorización del Protectorado.
El Patronato podrá otorgar y revocar poderes generales y especiales.
Las delegaciones, los apoderamientos generales y su revocación, así como la creación de otros órganos se inscribirán en el Registro de Fundaciones.

ART.25.- CESE Y SUSPENSIÓN DE PATRONOS.

El cese y suspensión de los Patronos del Fundación se producirá en los supuestos previstos en el artículo18 de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre de Fundaciones y además:
La renuncia al cargo de Patrono podrá llevarse a cabo por cualquiera de los medios y mediante los trámites previstos para la aceptación.
La sustitución, cese y la suspensión de los Patronos se inscribirán en el correspondiente Registro de Fundaciones.

ART.26.- EL CONSEJO

El Consejo de la Fundación será el órgano no ejecutivo encargado de orientar y marcar las líneas directrices de la Fundación en cuanto a sus enfoques filosóficos, éticos y espirituales, además de ejercer un control externo sobre las actuaciones del Patronato, todo ello de acuerdo con estos Estatutos y con la legislación vigente.
Las sugerencias que haga el Consejo al Patronato no serán vinculantes, por lo que el Patronato podrá seguir o no sus indicaciones, si bien se entiende que, dado el carácter y la fuerza moral del Consejo, será conveniente que el Patronato se ajuste en la medida de lo posible a sus valoraciones.
El Consejo estará constituido por cuatro personas, si bien su número podrá aumentar, por decisión unánime de sus miembros, hasta un máximo de siete personas.
Los miembros del Consejo podrán ser elegidos o designados de la forma establecida para los miembros de Patronato y sus cargos podrán ser ejercidos por un período de tres años o bien ser vitalicios.
El Consejo se reunirá con la periodicidad que sus miembros decidan y necesariamente dos veces al año. A las reuniones del Consejo deberán asistir siempre todos sus miembros, salvo causa justificada.
Los miembros del Consejo cesarán en sus funciones por las mismas causas que se aplican al cese de los miembros del Patronato, detalladas en el Artículo 23 de este Estatuto.

ART. 27.- PERSONAL AL SERVICIO DE LA FUNDACIÓN

Con el fin de gestionar adecuadamente los servicios de la Fundación, el Patronato podrá contratar al personal que estime conveniente.

 

CONTINUAR:          CAPÍTULOS I y II          CAPÍTULOS IV y V

 

 

Foto de cabecera, cortesía de Simon Howden (freedigitalphotos.net)