Cabecera Avalon Project

FUNDACIÓN ÁVALON - Nº Inscrip. Reg. Ministerio de Cultura: 585

Apoya nuestro trabajo con una                Recibe nuestra Newsletter 

 
 

 

  Quiénes somos

 

 

El Dr. Federico Mayor Zaragoza, director general de la UNESCO entre 1987 y 1999 y promotor de la Declaración y Plan de Acción sobre una Cultura de Paz de las Naciones Unidas, es colaborador oficial del Proyecto Ávalon

 

El Proyecto Ávalon es una ONG -Organización No Gubernamental- intercultural, interconfesional e independiente, no vinculada a ninguna formación política ni religiosa.

Dentro del Proyecto Ávalon hay personas de muy diferentes visiones y simpatías políticas, votantes de izquierdas y de derechas, así como personas con diferentes tipos de creencias y filiaciones religiosas (cristianos, musulmanes, judíos, budistas y agnósticos).

El marco legal del Proyecto Ávalon lo constituye la Fundación Ávalon, organo gestor de los fondos y de las actividades del Proyecto Ávalon. La Fundación Ávalon está inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Cultura de España con el nº. 585, y figura en el Registro de ONGs de Desarrollo de la Agencia Española de Cooperación Internacional con el nº.  908.

Su código de identificación fiscal (CIF) es el G-14.670.962

Si deseas más información legal, puedes leer nuestros Estatutos >

 

 

LA FUNDACIÓN ÁVALON

El patronato de la Fundación Ávalon está compuesto por cuatro personas:

Presidente: Antonio Cutanda - "Grian"

Videpresidenta: María Prieto

Secretaria: Elena Pérez Martinez

Administradora: Nandy Jareño

 

(Se pueden ver las reseñas de sus trayectorias profesionales en la sección de Staff >.) 

 

Algunos componentes del Grupo Ávalon

 

UNA BREVE HISTORIA DEL PROYECTO ÁVALON

El Proyecto Ávalon tuvo sus orígenes a mediados de la década de 1980 en Requena (Valencia, España), en un grupo de amigos que, en un ambiente de profunda hermandad, dedicaban su tiempo libre a múltiples actividades, desde el montaje de musicales semiprofesionales en la Ávalon Troupe, hasta la realización de programas de radio independientes en los que transmitían una nueva consciencia, pasando por trabajos de voluntariado en la extinción de incendios forestales, plantación de decenas de miles de semillas de árboles autóctonos en zonas devastadas por los incendios y colaboraciones con otras ONGs para los refugiados de Bosnia; todo ello formulado en innumerables convivencias del grupo realizadas en profunda comunión con la naturaleza.

En 1994 y en 2000, este grupo original, que daría en llamarse el Grupo Ávalon, intentó poner en marcha lo que ahora es el Proyecto Ávalon. Pero sería ya en 2004 cuando finalmente se materializaría el sueño con la aportación de otro grupo de personas inquietas de la ciudad andaluza de Córdoba.

En sus primeros tiempos, el Proyecto Ávalon se difundió con fuerza en Andalucía, creándose grupos de voluntarios en Córdoba, Sevilla, Granada, Málaga, Lucena y Écija, además de los grupos formados en Barcelona y Valencia. Punto culminante de esta expansión fueron las Primeras Jornadas de Tradiciones Espirituales en Andalucía (celebradas en Sevilla, en noviembre de 2006, ver video > y + información >) y las II Jornadas de Tradiciones del Mundo en Cataluña (celebradas pocos días después).

Pero la organización de una oración interreligiosa ante las puertas de la mezquita-catedral de Córboda en febrero de 2007 (ver vídeo > y + información >), pidiendo la reconciliación y un verdadero diálogo interreligioso, ante las negativas del Obispado de Córdoba a dialogar con la Junta Islámica, provocaron una profunda crisis dentro del Proyecto. Una gran parte del voluntariado de Córdoba abandonó la organización, pero el resto de las agrupaciones se mantuvieron firmes en los ideales del Proyecto y se involucraron en el desarrollo del programa de Educadores para la Paz bajo la dirección del Dr. Alfonso Fernández Herrería, profesor de Educación para la Paz de la Universidad de Granada.

Finalmente, en 2009, y a instancias del profesor Fernández Herrería, el Proyecto Ávalon se constituyó oficialmente como Entidad Afiliada a la Carta de la Tierra.

 

 

La Isla de Ávalon: la importancia de los mitos en las civilizaciones

 

¿POR QUÉ EL NOMBRE DE ÁVALON?

En una sociedad dominada por el pensamiento lineal no parece quedar espacio para la poesía, la belleza ni la imaginación. Los nombres de los organismos y organizaciones tienden a ser explicativos, funcionales y anodinos, y terminan siendo más conocidos por sus siglas que por su verdadero nombre.

Pero destacadas figuras del pensamiento occidental, como Carl Jung o Joseph Campbell, no dejaron de insistir en la importancia de las imágenes mentales, de la imaginación, de los símbolos y de los mitos en el desarrollo de las civilizaciones y en su éxito a la hora de superar los abismos a los que se enfrentan. 

Dentro del legado mitológico occidental ocupan un lugar destacado los mitos celtas.Y, en ellos, encontramos una imagen ideal de un mundo mejor, un símbolo capaz de dar alma y vida a un proyecto y a un grupo de personas que pretenden construir un mundo mejor: LA ISLA DE ÁVALON.

De ella decía Geoffrey of Monmouth en el siglo XII:

 

"Esta isla prodigiosa está rodeada por el océano: ninguna cosa buena le falta; allí ningún ladrón, bandido o enemigo acecha emboscado. No cae la nieve; ni el verano ni el invierno hacen sentir sus rigores sin control; no hay sino paz y armonía sin interrupción y el suave calor de la continua primavera. No falta flor alguna, ni el lirio, ni la rosa ni la violeta; el manzano tiene flores y fruto juntamente en una misma rama. Los jóvenes y las doncellas viven juntos en aquel lugar sin mancha ni deshonra. No se conoce la vejez; no hay enfermedad ni sufrimiento: todo está lleno de alegría. Nadie guarda egoístamente algo para sí mismo, aquí todo se comparte."

Geoffrey of Monmouth, en su Gesta Regum Britanniae